Educar a Niños de 4 a 8 Años sobre Drogas y Alcohol

Inicio    Educación y Prevención sobre Drogas para Padres     Educar a Niños de 4 a 8 Años sobre Drogas y Alcohol

Por: Equipo Editorial de SUPE

Hablar con niños de cuatro a ocho años es muy diferente que hablar con adultos. La información apropiada para un joven de 18 años es diferente de la que es apropiada para un niño de cuatro años. Las conversaciones deben ser adecuadas para la edad.

Lamentablemente, algunos padres evitan hablar con sus hijos sobre drogas y alcohol porque asumen que son demasiado jóvenes o no entenderán, o que esto despertará su curiosidad. Esto no es cierto, ya que hablar con nuestros niños pequeños sobre drogas y alcohol es la mejor manera de prevenir la experimentación temprana con estas sustancias.

Tener la Conversación a Edad Temprana

Los padres influyen significativamente en las actitudes y decisiones de sus hijos pequeños sobre el alcohol y las drogas. Sin embargo, las conversaciones deben ser apropiadas para la edad. Por ejemplo, un joven pasa por muchas etapas diferentes mientras crece.

Las conversaciones con adolescentes y niños mayores son más detalladas e informativas. Una discusión con un niño de cuatro a ocho años utiliza un lenguaje y ejemplos que ellos comprenderían.

Tener una conversación a una edad temprana es crítico. Estudios han demostrado que los niños que beben alcohol tienen más probabilidades de ser víctimas de crímenes violentos y estar involucrados en accidentes de tráfico relacionados con el alcohol. Además, tienen problemas graves relacionados con la escuela. Cuanto antes podamos educar, mejor prevenimos.

Consejos para Hablar con Niños Pequeños sobre Drogas y Alcohol

Considera algunos de los siguientes puntos de partida para la conversación:

  • Algunos adultos eligen usar el alcohol de manera responsable, pero tomar demasiado o cuando eres demasiado joven dañará tu salud y te enfermará.
  • La mayoría de las drogas son ilegales, y la policía podría venir a arrestarte por comprar, usar o venderlas.
  • Las drogas y el alcohol causan daños a largo plazo en el cuerpo y el cerebro.
  • Las drogas y el alcohol se vuelven adictivos, lo que dificulta dejar de usarlos.

Durante estas conversaciones, busca momentos enseñables y utiliza materiales educativos apropiados para la edad. En general, mantén un tono tranquilo y utiliza términos que tu hijo pueda entender.

Finalmente, enséñales cómo decir que no si alguien les ofrece algo que saben que es peligroso. Explícales que solo sus padres pueden darles medicamentos cuando están enfermos. Los medicamentos se guardan en la casa para ayudar a las personas que están enfermas. Sin embargo, también pueden ser peligrosos si se toman inapropiadamente.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados

  • Guía para Padres sobre el Vapeo

    Es critico que los padres hagan conciencia sobre el vapeo. Se estima que más de 2.1 millones de jóvenes usan actualmente cigarrillos electrónicos. Más de uno de cada cuatro jóvenes usan cigarrillos electrónicos diariamente. Una parte crítica de la educación…

    Read more

  • Image used to represent our Protecting Children From Online Drug Dealers page

    Protegiendo a los Niños de los Traficantes de Drogas en Línea

    Todo padre o tutor debe saber que los traficantes de drogas utilizan las redes sociales para dirigirse a los menores. La juventud de hoy pasa una cantidad enorme de tiempo en línea, la mayoría de la cual se dedica a…

    Read more

  • Image used to represent our Talking to 9 to 12-year-olds About Drugs and Alcohol page

    Hablar con Niños de 9 a 12 Años sobre Drogas y Alcohol

    La curiosidad de un niño nunca cambiará, sin embargo, la forma en que los padres les hablan sobre drogas y alcohol debería cambiar a medida que crecen. Considera algunos de los siguientes consejos al tener esta conversación: Estos consejos ayudan…

    Read more

CARGAR MÁS
DRS Logo

SUPE ES UNA PLATAFORMA SIN FINES DE LUCRO FINANCIADA Y MANEJADA POR DRS. ES LA SECCIÓN DE EDUCACIÓN Y PREVENCIÓN DE DROGAS DE DRS & ADDICTED.ORG.

FUE CREADA PARA AMPLIAR LA MISIÓN DE DRS DE EDUCAR A LAS PERSONAS Y PREVENIR LOS TRASTORNOS POR USO DE SUSTANCIAS.